“No se trata de cambiar por cambiar, es mirar al futuro con esperanza.”

Soy una persona a la que le interesan los retos, los desafíos y las cosas que parecen imposibles. Hasta el día de hoy recibo preguntas de por qué cambié mi vida empresarial para dedicarme a la actividad política. Quiero confesarles que en un momento de mi vida quise cambiar mi rumbo y proponerme nuevos objetivos. Sentí que las ganas y la voluntad de hacer algo por mi país eran más grandes que las satisfacciones que puedo seguir conquistando en el mundo empresarial y de los negocios. A lo largo de mi vida desarrollé mis proyectos, siempre intentando cosas nuevas y conociendo gente en todo el mundo. Lo cierto es que nunca olvidé mis raíces uruguayas, no importaba en qué parte del mundo estuviera. Pero lo más importante de todo esto, es que conocer el mundo me ha servido para reafirmar una y otra vez que viva en donde viva. Mi casa es Uruguay y mi esencia es charrúa. ¡Eso no me lo quita nadie! 

«¡Yo soy Juan Sartori! “No nos preocupemos por las culpas del pasado, sino por lo que puede aportar cada uno para cambiar.”