– La propuesta, que fue planteada por el Frente Amplio y que contaría con el apoyo de Cabildo Abierto, es, para Sartori, «una mala señal para el mundo», que está viendo a Uruguay como un país para invertir. Asimismo, dijo, repercutiría en la caída del empleo sobre todo en el sector agropecuario.

El senador Juan Sartori, se mostró contrario a prohibir la extranjerización de las tierras, una propuesta que ha sido planteada por el Frente Amplio y que ha recibido el apoyo por parte de Cabildo Abierto. 

De acuerdo a Sartori, un proyecto de esta naturaleza «está totalmente fuera de lugar en el contexto actual» y llevaría, no solo a una caída de los precios de las propiedades, sino también de las inversiones y del empleo.

«Estamos tratando de tener un país abierto y atractivo a la inversión. En estos momentos sabemos que necesitamos la inversión, venga de donde venga, y sobre todo lo necesita el sector agropecuario por lo golpeado que está. La generación de empleo en ese sector depende de la posibilidad de atraer inversiones extranjeras en nuestro país», opinó el senador. 

Según dijo, «a ningún país serio se le ocurre poner este tipo de restricciones y menos aún por un concepto de soberanía». Y expresó que la justificación de la soberanía «no sería acertada», ya que las tierras estarían en nuestro país, por lo que sería el propio Estado el que determinaría las condiciones, las regulaciones, el cuidado y los impuestos que tendrían que pagar los extranjeros. 

«Sería altamente inconveniente en estos momento tener este tipo de proyectos ya que trancarían la llegada de inversiones a nuestro país e iría en contra de toda posibilidad de generar empleo», consideró el nacionalista. 

Según explicó, hoy en día los trabajadores rurales dependen en gran medida de empresas extranjeras que vienen, invierten e industrializan el país. «Nadie quiere dar una señal al mundo, en este momento, que Uruguay es un país restrictivo, con condiciones poco atractivas, donde los extranjeros tienen riesgo en su propiedad privada. Creo que va en contra de todo lo que ha permitido que Uruguay y sobre todo el sector agropecuario, se desarrollen muchísimo en los últimos tiempos», consideró Sartori. 

Opinó que en estos momentos no se deberían tomar estas decisiones «que demuestran extremismo proteccionista» y que traería como resultado «una enorme caída de la inversión agropecuaria y una caída en la capacidad de generar empleo en todo el interior del país». 

Asimismo, expresó que la medida iría en contra de la estrategia que ha mostrado hasta el momento el gobierno, que ha sido hacer todo lo posible para que los extranjeros se radiquen en Uruguay. «Hay una muy buena imagen del país y hay muchísima gente estudiándolo para venir a invertir. ¿Qué señal estaríamos dando con la posibilidad de un proyecto que prohíba —como hay en muy pocos lugares en el mundo— la extranjerzación de las tierras?», se preguntó el senador. Y reafirmó: «Es realmente una muy mala política y sería una ley con consecuencias malísimas».